lunes, octubre 08, 2012

La operación de Santos

Existen muchos signos evidentes que marcan el progreso de Colombia. No vamos a ser tan tontos de creer que hemos retrocedido en calidad de vida. De acuerdo con los estándares occidentales reconocidos hay datos suficientes para demostrar los avances logrados en los últimos sesenta años. Pero es obvio que no tiene mayor sentido, diferente al histórico, comparar nuestra calidad de vida con la del siglo XIX o con los primeros años del siglo anterior. Lo que cuenta es el proceso de mejora y la comparación con países más desarrollados. Excelente que gracias al sistema de salud la cobertura haya aumentado notablemente. Pero lo es menos cuando se entra en los detalles y se analiza el sector con más detenimiento. Me sentiría realmente orgulloso de mi país si me pudiesen demostrar que un ciudadano común afiliado a una EPS se demora unos pocos días más que el presidente de la república en lograr una cirugía de su próstata. Me dirán, pero es el presidente y yo contestaré pero el otro es un ciudadano y paga en el sistema contributivo. De otra parte hay que observar el tratamiento que la entidad estatal que manejaba las pensiones les dispensa a las personas que presentan su documentación para acceder a su pensión de vejez. Demoras y dilaciones. Y el trato que está dando la nueva Colpensiones es igual o peor. ¿Por qué los fondos privados de pensiones son capaces de actuar en poco tiempo y el estado no? ¿No será bueno pensar que el sistema de prima media debe desaparecer? ¿Y que el estado en este y en otros temas debe premiar la eficiencia en la prestación de los servicios esenciales a los ciudadanos? Los hospitales públicos a muchos de los cuales les cambiaron sus nombre fueron aparentemente saneados en sus finanzas hace un poco menos de diez años. Y varios de ellos ya están nuevamente en crisis. Quizás no sean administrados con la eficiencia que se requiere, pero el problema es otro. El modelo de salud está fallando y debe corregirse. Las EPS demoran sus pagos. En los últimos tiempos se han hecho reformas desde una perspectiva filosófica en boga que buscaba fortalecer y reforzar el papel del empresario prestador de los servicios de salud. Poco desde la perspectiva del paciente, del usuario al que se demoran en atender. Unos plazos para citas con especialistas y se nota que fue concertado con las EPS para no perturbarlas demasiado. El empresario que decide asumir una prestación de salud a través de la figura jurídica de las EPS debe acreditar y refrendar unos requisitos iguales y superiores a los que se exigen a los bancos. Y la superintendencia que los vigila debe tener el equipo y las herramientas que intimiden a los indisciplinados. Necesitamos un serio ajuste en nuestro sistema de salud y pensiones para mejorar la calidad del servicio a la gente y aprovechar mejor el dinero. Lo alcanzado es bueno pero hay que mejorarlo.

sábado, setiembre 29, 2012

De regreso!

He dejado pasar algo más de dos años sin escribir en este blog. Mientras tanto intenté escribir en el twitter porque me apasionaba redactar una idea en ciento cuarenta caracteres o menos. Pero creo que es hora de volver a mi viejo y olvidado blog. Han pasado muchas cosas y muchos de los cambios realizados en este período aún no son advertidos y valorados por nosotros. Ojalá tenga el talento y la disciplina para expresarme con alguna originalidad y aportar algo.

viernes, junio 04, 2010

Final de la carrera

Por varias razones he decidido apartarme de los noticieros de radio y televisión de Colombia después de la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

Intento reflexionar sobre Colombia y creo no logro sintonizarme con el país. Con todo lo que ha pasado y sigue ocurriendo cinco de los seis candidatos presidenciales querían de alguna manera mantener cercanía con el Presidente Uribe. Por supuesto ganó el ungido, el señalado por Uribe.

Voté por Antanas Mockus en la primera y lo haré en la segunda pero no veo como podrá aumentar su votación.  Tengo la impresión de que no quiere hacer un rompimiento total con lo que ha significado este gobierno en los últimos años.  Por eso los que nunca han votado y la izquierda no  tienen motivación distinta a la de vencer al candidato del establecimiento, de los políticos y los empresarios  poderosos.

Tal vez sea lo más sensato seguir construyendo las bases de un nuevo partido de centro que aglutine con orden y seriedad a un grupo muy importante de colombianos que no están de acuerdo con el manejo tradicional de la política. Pero esa sensatez no puede implicar una entrega en la próxima elección.

Hay que seguir luchando, hacer nuevas y mejores propuestas, salir de los atolladeros como el del aumento de los impuestos. El estilo dubitativo puede ser serio y respetable pero no es bueno para ganar elecciones. No hay que ser mentiroso pero hay que ser mucho más afirmativo.

jueves, mayo 20, 2010

La vida privada

En nuestro diario vivir muy poco pensamos sobre actividades que consideramos obvias y rutinarias como hablar,mover los brazos,comer,caminar etc.
Nacimos con algunas de esas facultades y otras las fuimos adquiriendo poco a poco. Recordemos los esfuerzos de un bebé para caminar y para poder expresarse con palabras entendibles para los adultos.
De repente podemos estar expuestos a un accidente que nos obligue a volver a empezar. Eso le pasó a mi madre en el mes de abril de este año.
Una persona que muy pocas veces vi acostada salvo para dormir quedó reducida a una cama dependiendo de las ayudas médicas de una unidad de cuidado intensivo.
El tiempo ha pasado y ya la tenemos de regreso en su casa. Ahora estamos todos ayudando al proceso de volver a aprender.Al principio me afectó pero ahora entiendo que pasaré muchos momentos gratos de intimidad tratando de entenderla y logrando su recuperación definitiva.

viernes, marzo 19, 2010

Democracia verdadera

Desde hace mucho tiempo había querido escribir sobre el sistema electoral y sobre el ente público encargado de la identificación de los colombianos y de la organización de las elecciones.
El tema hay que analizarlo por partes para entenderlo mejor.
Primero hay que decir que Colombia es de los pocos países de América que viene realizando elecciones de manera casi ininterrumpida desde el siglo XIX y tiene dos partidos políticos que se mantienen desde esa misma época. Esto puede ser muy criticado pero es, en mi opinión, un valor importante y no se puede alegremente despreciar.
Lo que podría sorprender es que con esa tradición, de la cual hacemos alarde, no nos hayamos preocupado por desarrollar un proceso electoral moderno y eficiente.
Colombia contrató un nuevo sistema de identificación que se ha venido implementando en los últimos años y por algunas deficiencias no estuvo listo al finalizar el año 2009. Padecimos las demoras de la Registraduría en entregar el nuevo documento de identificación y algunas personas se quedaron sin reclamar su nueva cédula de identidad.
Hicimos una gran inversión pero no edificamos nada sobre ella. Se entendía que a partir de ese nuevo documento se podrían mejorar los sistemas electorales y muchos otros como el de salud. Pero nada, o muy poco, se ha hecho.
El sistema electoral colombiano ha venido funcionando de manera muy precaria en los últimos años y la nación ha hecho muy poco por mejorarlo. Cada cuatro años o cuando fuera necesario se hacían elecciones y hasta la vez pasada los resultados se conocían de manera muy rápida gracias a los eficientes servicios de una empresa de sistemas de Bucaramanga. Muchos asuntos se postergan en Colombia, menos una elección.
Lo grave era que todo el país sabía que desde hace un tiempo los paramilitares decidieron hacer una alianza con algunos políticos para tomarse el Congreso, Alcaldías y Gobernaciones. Al cabo de tres años uno se enteraba que el Honorable Consejo de Estado tomaba unas decisiones anulando la elección de algunos congresistas por diversas causas. Y todo el mundo tranquilo, nadie criticaba esa demora.
Además de esa alianza existían unos políticos antiguos que desde siempre han comprado votos y se han financiado con los recursos corruptos de los contratistas del estado.
En pocas palabras, se hacían elecciones con resultados rápidos pero torcidos por la presencia de personas, grupos y partidos corrompidos.
Para qué entonces destinar sumas importantes para conseguir máquinas capta huellas y sistemas de votación electrónica. Eso no favorecía a nadie y el sistema se podía sostener un tiempo más con todas las deficiencias.
Los intentos para reformar y reglamentar los partidos políticos buscaban hacer algo que es muy típico de este país. Reformar todo para no cambiar nada. Los partidos colombianos son una especie de franquicia a la cual pueden acceder algunas personas para adelantar sus campañas. El partido no apoya en nada al candidato y solamente exige muy pocas cosas a cambio. Para que este sistema funcione se inventaron toda una metodología de umbrales, cifras repartidores y lo más importante, el voto preferente. El elector puede escoger uno de los cien candidatos al Senado que tiene cada partido. Y lo mismo con la cámara y otras corporaciones. Imaginen la complicación para poder hacer unos tarjetones que se pudieran entender. Pero eso no importaba porque en Colombia el ciudadano no interesa.
Todos jugaron a mantener el andamiaje existente. Pero falló como era previsible que fallara. Y la gente ha comenzado a mostrar muchos casos de corrupción. Como siempre ocurre en los procesos terminales ya muchos se han descarado demasiado en sus prácticas corruptas. Esa aparente compostura de honorabilidad se he perdido casi completamente.
Poco a poco algunos narcos comienzan a hablar y el número de congresistas detenidos aumenta. Pero aún la gran mayoría comprometida con la corrupción pasa de agache con la esperanza de nunca ser sorprendida.
Y así jugamos en la elección pasada. Dinero a montones, con el concurso de parientes que prestan el nombre para ser elegidos, apoyados con hermanos, padres, esposas que son Alcaldes, gobernadores o directores de entes públicos. La muy permisiva legislación colombiana y el débil Consejo Electoral lo permitieron inicialmente.
La democracia es muy importante, mucho más de lo que creen muchos. Esa democracia se expresa mejor en la escogencia del poder legislativo. No tiene sentido seguir apostándole a un presidente fuerte que maneje un congreso lleno de simpáticos iletrados con mucha plata y ambición.
Desde hace mucho tiempo lo que viene pasando es grave. No es solamente el problema de esta semana.
Depuremos con energía y sin temor. Y hagamos una verdadera legislación para reformar el sistema electoral y los partidos políticos. Colombia, con toda su tradición, se lo merece.

lunes, enero 18, 2010

La aviación civil de ahora

Hace unos días miraba las fotografías que Time publicaba para recordar los tiempos en que volar era distinto. Tiempos en donde se podía llevar todo el equipaje que uno quisiera, en que la gente se vestía elegante, en que no le quitaban los zapatos a los pasajeros antes de abordar y en los que se podía fumar y se ofrecían todo tipo de licores.
Por supuesto, hay que tener en cuenta que en esa época los combustibles eran casi regalados y altos los precios de los pasajes aéreos.
Ahora todo es distinto y en los Estados Unidos la gente viaja de vacaciones a Thailandia y su indumentaria pasa por unos tenis raídos y una pantaloneta. Antes, los padres o abuelos de esos viajeros no podían viajar ni siquiera al Caribe.
Todo me lleva a pensar en los cambios y sus dinámicas. Alguien diría que sin solucionar el tema de la velocidad supersónica, los avances de la aviación civil en los últimos treinta años han sido poco significativos. A esos extremistas tendría que contestarles que sí pero si hago un analísis más serio encontraría transformaciones muy importantes como las que señalé al principio. Si decidimos que viajar solo fuera asunto de ricos con seguridad ya tendríamos volando el sustituto del Concorde. Pero aún así, muchos ricos harían consideraciones juiciosas de costo beneficio.
Con combustibles caros, mucha más población volando y demandando precios competitivos, con las evidentes restricciones medio ambiantales que existen, el reto es muy distinto.
Algunos tienen problemas serios en estos días como Japan Airlines y otros están gestionando rápidos cambios de flotas y fusiones para aprovechar sinergias.
En Colombia sorprende que en un año Aires desplazó del segundo lugar a Aerorepública. Esto demuestra que ese penoso duopolio entre Avianca y Aerorepública resultaba insostenible. Me parece que Avianca asumió el reto mejor gracias a las decisiones que había tomado antes que le han dado más agilidad comercial.
Aerorepública tiene buenos aviones y decidió ser menos agresiva o quizás se durmió. Sin embargo ya podemos advertir un interés mayor por no perder clientes. Pero su plataforma de internet requiere más ajustes porque los clientes ya no somos fieles y a la menor dificultad en el trámite buscamos a otro prestador del servicio.
El mercado siempre trata de estabilizarse después de una guerra de precios. Ojalá el estado estuviera pendiente de intervenir para evitar pactos que siempre van en contra de los usuarios.

jueves, enero 07, 2010

Un reto de ciudad

Hoy leía una entrevista a un empresario indio del software que tiene buena parte de la responsabilidad del éxito actual de ese gran país en la informática. Decía que todo se debía al impulso que el presidente Nehru le había dado a las ciencias y las matemáticas en los años cincuenta o sesenta.
A principios de la década de los sesenta en el siglo XX la gente decía que nadie se hace rico con animales de pico. Nacía en la región la industria avícola y muchos se quebraron en el intento. Pero al cabo de los años, ese sector ha sido muy importante para la comarca.
Es probable que acá donde estoy en la soleada Bucaramanga de enero esté naciendo una actividad empresarial que pueda transformar todo el desarrollo de la ciudad y de la región. Y quizás, desde nuestra perspectiva actual, creamos que esa actividad no es capaz de producir dinero.
Hay que tener un terreno, un espacio mental y físico para que esos nuevos talentos prosperen. Y , como ha ocurrido en la India y en otros lugares, todo tiene que comenzar con la educación. Suena bien pero no es fácil, hay que trabajar duro y los resultados solamente se aprecian a largo plazo. Eso no le gusta a nuestros políticos que tienen que presentar resultados tangibles para poder sobrevivir.
Deberíamos escoger inicialmente una o dos áreas de competencias para trabajar intensamente. La idea sería formar docentes que nos lleven a tener buenos resultados en un tiempo razonable. A medida que se dominen las técnicas y se aprovechen los recursos se podrá ir avanzando hacia otras competencias.
No quiero hacer enumeraciones sobre cual debería ser el área de conocimiento para iniciar. Eso depende de los expertos y de las oportunidades que se encuentren.
Pero, en últimas debemos lograr que nuestras escuelas y colegios de primaria y media se acerquen a los niveles de las mismas instituciones en países desarrollados.
¿Qué eso no nos dejará hacer viaductos y autopistas? Les aseguro que no. Pero si, nos obligará a trabajar más a todos

miércoles, diciembre 23, 2009

Salvajes!

Ayer cuando me enteré del secuestro del Gobernador de Caquetá por parte de las FARC pensé que definitivamente esa organización de asesinos había perdido todo lo muy poco que le quedaba. Otro secuestro político que beneficio les podría reportar? Ninguno, todo lo contrario.
Y en la noche al regresar a casa me encuentro con la noticia del asesinato del Gobernador.
Todo lo dicho es poco. Estos salvajes siguen pensando en la teoría de que agravando los problemas es más fácil la solución. Y así seguirán tratando de impedir el progreso de Colombia. Hasta que los maten en sus ratoneras de las selvas.
Hacemos votos por un cercano fin de las FARC. No hay nada que hacer ni con quien hablar. Sin ellos se podrá propiciar un mejor acuerdo nacional y las fuerzas de izquierda democrática podrán tener el peso que se requiere. Y la derecha perderá su fuerza porque ya no tendrá motivos.

miércoles, diciembre 16, 2009

La reunión de Copenhagen

Me encantaría ser experto en asuntos de cambios climáticos y de uso de energías alternativas. Pero no lo soy. Apenas soy una persona que tiene la esperanza de encontrar rápido una nueva senda que nos saque del atolladero ambiental en que estamos.
Los intereses son muy grandes y las dificultades aún más. Pero el tiempo apremia porque el planeta se calienta y los combustibles fósiles se acaban.
Estos procesos de cambios son complejos pero estoy gratamenente sorprendido porque advierto cambios importantes en el último año. Esa señora conservadora de Alaska que fue candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos, la señora Sarah Palin , le advertía a Obama sobre los peligros de la reunión de Copenhagen.
Todo lo contrario, Obama tiene que jugar un papel de lidereazgo que busque contrarrestar en parte el atraso que impusieron al mundo el señor Bush y sus amigos.
Sin embargo, las negociaciones no serán fáciles. Estamos muy acostumbrados a un estilo de vida que será difícil de cambiar. Y los países de menor desarrollo siguen todavía esperando que les regalen cosas para ellos cumplir su tarea.
No tengo claro el papel que asumirá China. Ellos y los conservadores son los mayores enemigos de adoptar políticas más radicales.
Como siempre sucede, habrá que adoptar un compromiso que no dejará completamente satisfecho a las partes. Pero así es todo, afortunadamente. Lo peor sería no llegar a nada.
En Colombia se han hecho cositas pero no hay una verdadera política frente al cambio climático. Quizás la única que se advierte pero que el Gobierno no reconoce, es la del tremendo aumento de las tarifas de los servicios de anergía, agua, gas y otros.
Sería deseable tener todo un capítulo en el próximo plan de desarrollo para establecer las políticas a todo nivel que contribuyan a evitar el cambio climático y al uso de nuevas fuentes de energía que no atenten contra el medio ambiente.

jueves, diciembre 03, 2009

¿Quienes son los instigadores?

En otras circunstancias me habría sorprendido al enterarme de la preocupación porque Venezuela derriba unos puentes peatonales y expulsa unos mineros. No sé si siempre ha derribado puentes irregulares pero toda la vida ha deportado compatriotas por muy diversos motivos. Así como llevan colombianos por muchas razones como son las del trabajo o las de participar en elecciones.
Está bien que Colombia cambie su política y ahora decida estar siempre pendiente de la suerte de sus nacionales. Lo que no está bien es que aprovechemos ciertos hechos para echar leña al fuego de las maltrechas relaciones entre los dos países.
Vivo en una región cercana a la frontera y la gente pobre me cuenta que sus parientes, igual de pobres que ellos, han mejorado su situación allá. Siempre ha sucedido pero decían que ya no. No es cierto, los pobres de acá saben que sus parientes siguen estando mejor.
El supuesto conflicto entre Colombia y Venezuela tiene fundamentos estrictamente electorales. Pero eso no quiere decir que no estemos en una situación peligrosa. Cualquier segundón o tercerón puede meternos en un lío mayúsculo. Y como los jefes de estado son "gallos de pelea" podrían respaldar a sus subordinados.
Sería muy bueno identificar en Colombia a las personas interesadas en fomentar el ambiente de confrontación y el odio hacia la figura de Chávez.
No creo sean los empresarios porque todo esto no los favorece. ¿Quiénes serán?

lunes, noviembre 30, 2009

Aquellas pequeñas cosas

No son aquellas pequeñas cosas que nos dejó un tiempo de rosas.
Me quiero referir a aquellos pequeños momentos de goce, del placer que nos deja la vida a cada momento si queremos.
Recuerdo la grata sensación de viento fresco con el que me encontré hace poco cuando doblé una esquina cerca de mi casa. No siempre está, he hecho ese cruce miles de veces y solamente en algunas ocasiones en la mañana se repite.
Desde que lo preparo yo mismo he aprendido a disfrutar muchísimo el desayuno. Es la hora de conversar sin afanes. Antes, tenía que salir corriendo a sentarme en una silla. Ahora no corro, salvo cuando sea necesario.
No todas las conversaciones con la gente me producen gratos recuerdos. Sólo muy pocas y los recuerdos los trato de atesorar hasta que la memoria, dura e inexorable, también los borra.
La clave de todo está en tratar de gozar el ahora. Los artistas de la motivación y de la autoayuda lo dicen con la mayor tranquilidad.Salvo momentos culminantes, en la mayoría de las ocasiones hay algo que perturba. Una frase, un recuerdo, otra persona.
No sé si yo sea mejor que antes. Eso no importa. Me duelen más los huesos pero estoy más tranquilo y tengo que tratar menos con gente que no me gusta. Eso me basta, por ahora.

domingo, noviembre 29, 2009

Las expresiones de la gente

Durante años me han sorprendido ciertas personas porque siempre han logrado mostrar en público una cierta compostura quizás aprendida desde le cuna. Tal vez en su casa les enseñaron esas posturas como expresión de buena educación y de defensa propia. Si la gente no conoce tus verdaderos sentimientos y solo aprecia una sonrisa, siempre tendrás una buena imagen y no te atacarán.
Así conozco muchas personas y reconozco que las envidio porque siempre tienen cara de retrato.
En cambio, a mi me critican por lo contrario. Y conozco también a varias personas que no pueden disimular nada porque hablan con los ojos.
El otro día tuve una ocasión, que considero desafortunada, de ver el rostro real de una de las personas siempre correctas. No sé si su expresión tenía que ver conmigo o con lo que estaba haciendo. Quizás era cansancio, no lo sé. Pero será muy difícil que logre borrar esa nueva expresión. Siempre me parecerá la verdadera.